Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.

Al navegar o utilizar nuestros servicios acepta el uso que hacemos de las cookies. Para más información consulte nuestro Aviso legal .

ACEPTAR

Vidrios Lirquén Control solar para un confort total en interiores

Mantener una temperatura interior más agradable y bajar los costes del aire acondicionado son algunos aspectos para considerar la importancia de los vidrios de control solar en el hogar, capaces de reducir hasta un 40% del calor del interior de la vivienda sólo cambiando los vidrios.

Los vidrios de control solar son ideales para mantener fuera de la vivienda la radiación solar, sin recurrir a cristales altamente reflectivos (los que ayudan a percibir la luz en condiciones de baja luminosidad). Estos pueden reducir el calor durante el verano y mantener cálido el interior en el invierno.

“En verano el vidrio con control solar puede llegar a bloquear el doble del calor directo del sol, comparado con un vidrio aislante común”, asegura Monica Budge, jefa de marketing de Vidrios Lirquén.

Esta nueva generación de vidrios son ideales para las ventanas de gran tamaño, donde se requiere neutralidad y un óptimo balance energético. Está destinado principalmente al sector residencial, para asegurar el control solar y el aislamiento térmico de los edificios o casas nuevas o renovadas (casas privadas, departamentos, terrazas acristaladas, entre otros). Ideal para fachadas norte y poniente para controlar el calor excesivo.

Budge agrega que “la apariencia de estos vidrios es neutral, muy similar a un vidrio común. Los diferentes revestimientos le van entregando al vidrio características de control solar y además de baja emisividad, por lo que también son ideales para el invierno, permitiendo un gran ahorro en calefacción”.
Además comenta que “es importante aclarar que si no tenemos aire acondicionado funcionando todo el día como es lo usual en una casa, se debe ventilar en las horas de menos calor (mañanas y noches), para no generar un efecto invernadero (excesivo calor interior que no puede salir) con nuestras ventanas”.

De igual manera, cuando el calor es insoportable, no hay lugar que se salve de las altas temperaturas. Por lo tanto es necesario abrir ventanas antes de las 9 de la mañana para frenar el calor en verano, ya que la temperatura es más suave a primera hora y además de renovar el aire, se refresca el ambiente. Igualmente es recomendable cerrar las ventanas y puertas cuando la luz del sol impacta directamente en la habitación, debido a que una vez que baja el sol, se pueden abrir las puertas y ventanas para ventilar.

Vidrios Lirquén propone una amplia variedad de soluciones en este campo, destacando las siguientes:

• Pilkington Eclipse Advantage: vidrio pirolítico de baja emisividad diseñado para construcciones que requieren control solar y baja emisividad. Tiene los beneficios de los vidrios reflectivos, con un excelente coeficiente de sombra, baja reflexión y alta transmisión de luz visible. Este producto combina control solar y térmico en un solo cristal, logrando así un eficiente control de la radiación solar y transmitancia térmica con una gran transparencia.

Al incorporar un vidrio Eclipse Advantage en un acritslamiento aislante se logran niveles de transmitancia térmica significativamente más bajos que con cristales de tecnología tradicional. Entre sus características destacan las siguientes:

- Pueden ser templados, laminados, curvados o serigrafiados usando técnicas convencionales.

- Pueden ser instalados de manera monolítica o como componente de un termopanel.

- Gran transparencia, control solar y aislamiento térmico, lo que permite la reducción de luz artificial y ahorro en términos de aire acondicionado y calefacción.

Sus aplicaciones son en edificios comerciales que requieren control solar y aislamiento térmico, edificios médicos u hospitales, edificios educacionales, de oficinas y retail.

• sggPLANISTAR Sun: un vidrio de capas blandas con un factor solar bajo, entregando máximo confort en invierno y en verano. Está compuesto por varias capas metálicas, depositadas por pulverización catódica, que le confieren unas características muy especiales, la capa refleja el infrarrojo lejano y las radiaciones solares, pero permite un elevado nivel de transmisión luminosa.

Esta nueva generación de vidrio “cuatro estaciones” puede evitar el calor durante el verano y mantener el interior de la habitación cálido en invierno de una manera eficaz.

Es ideal para las ventanas de gran tamaño, donde se requiere neutralidad y un óptimo balance energético. Destinado principalmente al sector residencial, para asegurar el control solar en verano y el aislamiento térmico en invierno.

Publicado el 23 de Diciembre de 2020
SOLICITAR INFORMACIÓN