Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.

Al navegar o utilizar nuestros servicios acepta el uso que hacemos de las cookies. Para más información consulte nuestro Aviso legal .

ACEPTAR

Hornos Mappi: 6 pasos para evitar riesgos

El horno de templado es el centro de los procesos de producción de la empresa vidriera, es una máquina que no puede detenerse y, cuando esto sucede, es un problema que debe resolverse lo más rápido posible.

Para evitar cualquier riesgo en los hornos de templado, Mappi ha establecido 6 pasos desde la precisión en el diseño y construcción del horno,  hasta el mantenimiento predictivo:

  1. Los materiales utilizados en la construcción del horno de templado son de alta calidad, por lo que requieren una asistencia mínima. 
  2. La experiencia y la precisión son clave en la construcción y el montaje de la máquina, puesto que una pequeña imprecisión puede conducir a un mal funcionamiento y a daños.
  3. El mantenimiento periódico puede ser realizado directamente por el cliente mediante comprobaciones e intervenciones sencillas, basadas en indicadores objetivos.
  4. Cuando se requiera la intervención del servicio de Asistencia Técnica por primera vez, se puede contactar en línea. La compañía evalúa directamente lo que podría haber sucedido, brinda consejos e indicaciones que en muchos casos resuelven el problema. 
    Sin embargo, hay situaciones que requieren la intervención directa con apoyo del personal está disponible para llegar al cliente en 24/48 horas. 
    Mappi cuenta con una oficina en Italia y otra en los Estados Unidos para la asistencia directa, y una serie de centros autorizados con técnicos en diferentes partes del mundo.
  5. La compañía está abriendo nuevas fronteras en la asistencia técnica gracias al progreso cada vez más rápido de la tecnología 4.0 y de sistemas como Siemens Mindsphere, que equipa todos los nuevos hornos Mappi.
  6. Con el mantenimiento predictivo el horno de templado es capaz de recoger información sobre su funcionamiento, reconocer los primeros síntomas de aquello que posteriormente puede convertirse en fallos de funcionamiento y permitir la intervención de forma preventiva. 
    De esta manera se evitan tanto los tiempos de parada como el agravamiento de las intervenciones que a menudo se pueden resolver con un gasto mínimo.
Publicado el 9 de Marzo de 2020
SOLICITAR INFORMACIÓN