Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.

Al navegar o utilizar nuestros servicios acepta el uso que hacemos de las cookies. Para más información consulte nuestro Aviso legal .

ACEPTAR

Thermia en el proyecto Casa Natura en Ecuador

El estudio arquitectónico ecuatoriano Diez + Muller ha confiado en las ventanas Thermia® para su edificio Casa Natura, un proyecto nacido con el reto de conciliar el crecimiento de un espacio natural promoviendo una óptima relación entre el paisaje y la construcción.

Thermia en el proyecto Casa Natura en Ecuador
Se diseñaron salas de espera, áreas comunes de descanso, lugares de exposición, cultura, salud y arte, zonas pensadas principalmente para que los usuarios del edificio se encuentren y se relacionen.
Las ventanas Thermia® juegan un papel importante para dotar al edificio de una buena iluminación natural.
El edificio ha sido creado para acoplarse y amoldarse al entorno natural.

El edificio Casa Natura, situado en el valle de Tumbaco en Ecuador, nace de la necesidad de abordar una problemática de la zona: los crecientes desplazamientos diarios a la ciudad de las personas que habitan en esta área residencial.

La realidad es que el crecimiento poblacional y urbanístico, así como el hecho de que las personas que habitan en el valle se desplacen cada día para ir a trabajar a la ciudad, ha incrementado la preocupación por el bienestar medioambiental de la zona.

De esta inquietud nace Casa Natura, un proyecto arquitectónico diseñado por el estudio de arquitectos Diez + Muller de Ecuador. El edificio busca la responsabilidad medioambiental y aboga para evitar que el paisaje se vea alterado por la presencia de esta construcción, mejorando la relación entre el edificio y sus alrededores. Un excelente ejercicio simbiótico.

Poder vivir en contacto con la naturaleza fue uno de los objetivos del proyecto. El valle de Tumbaco cuenta con un patrimonio natural importante y su entorno más próximo se caracteriza por un ambiente tranquilo.

Al diseñar el proyecto, se resolvió integrar el edificio en el contexto de forma muy sutil, acoplándose y amoldándose al entorno natural. Los arquitectos respetaron la mayor cantidad de vegetación posible de la zona, integrando árboles y plantas en los diferentes espacios del edificio.

Otro de los retos del proyecto fue adaptar los espacios a los niveles naturales del terreno, ya que este se encontraba en pendiente negativa. Se logró construir espacios a diferentes niveles creando así magníficos recorridos y circulaciones para quienes caminen por los interiores del edificio.

En una sociedad con prisas, de personas que van del trabajo a casa, o del coche a casa, se ha perdido gran parte de las relaciones cotidianas entre individuos. Siendo conscientes de esta realidad, los arquitectos plantearon una construcción con espacios que fueran capaces de generar encuentros entre las personas que habitan en él.

Teniendo en cuenta que el 70% del edificio está formado por oficinas, mientras que el 30% restante son viviendas, uno de los retos conseguidos fue evitar que los vecinos sintieran que vivían entre despachos.

Se diseñaron en este sentido salas de espera, áreas comunes de descanso, lugares de exposición, cultura, salud y arte, zonas pensadas principalmente para que los usuarios del edificio se encuentren y se relacionen. Además, mediante circulaciones en sentido horizontal y vertical, se invita al usuario a pasear por el edificio y a relacionarse con los demás.

Uno de los principales desafíos del proyecto fue dotar al edificio de una buena iluminación natural y garantizar que la entrada de luz directa durante todo el día no incrementara demasiado la temperatura del edificio. Las ventanas Thermia® jugaron un papel importante en este aspecto.

La gran cubierta transparente situada en atrio permite que no se necesite recurrir a la luz artificial hasta las seis y media de la tarde aproximadamente.

Para regular la temperatura del edificio y garantizar un buen aislamiento acústico y térmico, se instalaron ventanas Thermia®, que permiten por un lado ambientes confortables a la par que abren visualmente el edificio hacia el exterior.

Este proyecto destaca por su compromiso con el medio ambiente, su ímpetu en la creación de relaciones humanas, y su indudable belleza gracias, entre otros, al cálido abrazo que forja con la naturaleza.

Publicado el 19 de Julio de 2021
SOLICITAR INFORMACIÓN