Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.

Al navegar o utilizar nuestros servicios acepta el uso que hacemos de las cookies. Para más información consulte nuestro Aviso legal .

ACEPTAR

LiSEC y Glas Gasperlmair, juntos hacia el éxito

Desde sus principios hace más de 50 años, la empresa transformadora austriaca Glas Gasperlmair ha apostado por la más avanzada tecnología LiSEC, una relación que tiene por ahora su más reciente capítulo con la adquisición de una mesa de corte automática VSL-A.

LiSEC y Glas Gasperlmair, juntos hacia el éxito

La firma ha adquirido recientemente una mesa de corte VSL-A de LiSEC.

Fundada en 1969, Glas Gasperlmair se ha convertido a lo largo de cinco décadas en una de las principales empresas transformadoras de vidrio de Austria. Esta empresa familiar con cerca de 400 empleados da mucha importancia a la confianza, la calidad y el cumplimiento de los plazos de entrega, pero también al empleo de la maquinaria adecuada para cada tarea.

Las naves de producción, con una superficie total de más de 60.000 metros cuadrados y junto a las montañas de la bella ciudad de Wagrain en el Land de Salzburgo, cuentan con uno de los parques de maquinaria más modernos y eficientes de toda Austria, en el que especialistas experimentados procesan más de 300 toneladas de vidrio diariamente para las más diversas aplicaciones y 29 camiones de la empresa se encargan de su entrega.

La cooperación con LiSEC comenzó en 1975 con la inversión en la primera máquina lavadora de vidrio de esta marca. Las bases de la larga relación comercial las pusieron Peter Lisec y Josef Gasperlmair, fundadores de ambas empresas. “Sobre todo en los comienzos, adquirimos los prototipos de Peter Lisec. Quería que probáramos estas máquinas y que nuestros empleados documentaran cada error y cada sugerencia de mejora”, comenta Josef Gasperlmair sobre los primeros proyectos conjuntos.

De izquierda a derecha: Richard Bruckner, Director Gerente de LiSEC Ibérica, y Josef Gasperlmair, fundador y presidente de Glas Gasperlmair.

Así se creó un parque de maquinaria con gran cantidad de equipos LiSEC en las salas “sagradas” de la empresa: instalaciones de alimentación, mesas de corte, líneas de procesamiento y de vidrio aislante, lavadoras horizontales, sistemas de corte por chorro de agua, llenadoras, butiladoras, plegadoras de perfiles, etc. La mayoría de estas máquinas LiSEC están adaptadas a los requisitos especiales de Glas Gasperlmair y equipadas con funciones especiales.

En los proyectos actuales se mantiene una buena comunicación y una comprensión común del pasado. “Es importante que recibamos feedback, ya que esta es la única forma de poder mejorar nosotros mismos y entender mejor el punto de vista del cliente. Glas Gasperlmair es un buen socio en este sentido. A lo largo de los años hemos desarrollado el mismo idioma y hemos sido capaces de completar proyectos optimizados basados en el intercambio mutuo”, declara en este sentido Richard Bruckner, Director Gerente de LiSEC Ibérica y Gestor de cuentas clave.

Todas las experiencias con los equipos adquiridos por Glas Gasperlmair se transmiten directamente a LiSEC, un circuito de retroalimentación que convierte a la primera en un socio de confianza para los empleados de LiSEC en cuanto a tecnología y producción y en una importante fuente de información. “Para nosotros, el centro de atención debe estar en el cliente y sus necesidades. En Gasperlmair, las máquinas se pueden probar en condiciones completamente diferentes a las de nuestra empresa, por lo que el intercambio mutuo es muy importante para nosotros. Intentamos escuchar lo más posible e incorporar las mejoras tanto en programas como en máquinas. Aquí puede ver: Una buena cooperación es la clave del éxito”, declara Gottfried Brunbauer, CEO de LiSEC.

Glas Gaperlmair cuenta con una flota de 29 camiones para la entrega de sus productos.

Gasperlmair ha invertido recientemente en la nueva mesa de corte VSL-A, que la empresa familiar conoció por primera vez en la feria Glasstec 2018. “No solo me fascinó la velocidad de la máquina, sino también el hecho de que la instalación puede cortar formas especiales de manera completamente automática”, dice Josef Gasperlmair, que dirige su empresa junto con su hijo.

La mesa de corte VSL-A es una mesa de alto rendimiento para el corte automático de vidrio laminado y presenta muchas características nuevas. Por primera vez se ha implementado una operación completamente automática sin intervención manual, de forma que las hojas de vidrio separadas se vuelven a girar automáticamente y se posicionan para el siguiente corte. El operario solo tiene que concentrarse en retirar los vidrios cortados.

Con la nueva VSL-A se puede cortar hasta un 30% más de vidrio que con máquinas similares. Otra característica importante de la VSL-A es el dispositivo de calentamiento de láminas con patente en trámite: dependiendo de la longitud de corte, los elementos calefactores cortos de alto rendimiento se conmutan selectivamente y no hay puntos fríos que influyan negativamente en el corte.

Las tendencias en la industria del vidrio son sobre todo los productos de alta calidades, por lo que es indispensable disponer de un parque de maquinaria eficiente y altamente moderno y contar con un socio competente y fiable. “En mi opinión, LiSEC es único, y no solo por su maquinaria innovadora. Los programas de software también están actualizados y LiSEC es una parte integral del mercado como proveedor de servicios completos”, concluye el fundador de Glas Gasperlmair, que el pasado año celebró su 50º aniversario.

La colaboración entre ambas firmas se basa en una buena comunicación y una comprensión común del pasado.

Publicado el 1 de Abril de 2020
SOLICITAR INFORMACIÓN