Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.

Al navegar o utilizar nuestros servicios acepta el uso que hacemos de las cookies. Para más información consulte nuestro Aviso legal .

ACEPTAR

Lisec y Crystal Safety Glass: Progreso a través de nuevas posibilidades

La palabra china para "crisis" está formada por dos caracteres que se traducen como "peligro" y "oportunidad, buen momento". Hace 21 años, Crystal Safety se encontraba en una situación que esta combinación de palabras podría describir a la perfección.

Crystal Safety Glass fue establecida en 1992 como una compañía comercial de productos de vidrio en Kuala Lumpur, Malasia, bajo la dirección de Tan Seng Huat. Durante la crisis financiera asiática de 1997, uno de sus clientes solicitó la cancelación de su deuda. A cambio, le ofreció dos recipientes de vidrio. Tan era conocedor de las posibilidades que ofrece el vidrio como material de construcción y aprovechó esta ocasión para cambiar su modelo de negocio de productos de vidrio a tratamiento de vidrio.
Para realizar este proyecto, en 1998 pidió prestado dinero a unos amigos, se mudó a un local alquilado de unos 280 metros cuadrados y contrató a tres empleados para su nueva empresa. Desde esta fase de refundación, la empresa ha seguido una tendencia al alza. 

Tan emplea actualmente a unos 300 empleados. El tamaño de la empresa aumentó hasta unos 28.000 metros cuadrados. A finales de 2018 entró en funcionamiento otra fábrica de unos 37.200 metros cuadrados.
 
El principal mercado de Crystal Safety Glass se encuentra en Malasia, pero muchos productos también se exportan a Singapur, Tailandia, Camboya, Vietnam e Indonesia.

Crystal Safety Glass sigue siendo un negocio familiar dirigido por los hijos de Tan Seng Huat, Frank y su hermana Yi Shin. Ambos se incorporaron a la empresa en el año 2000 y fueron preparados para su profesión actual por su padre durante su infancia.

Con gran compromiso y motivación, su deseo es llevar a la empresa al siguiente nivel. Conscientes de que la calidad del producto es un factor clave en el desarrollo de la empresa, decidieron cambiar su estrategia de vender grandes cantidades de vidrio a un precio asequible e invirtieron en calidad, productividad y un entorno de trabajo seguro para satisfacer las crecientes expectativas de los clientes también de cara al futuro.
 
Desde 2013, esta nueva estrategia y el correspondiente nivel más alto en sus productos se han podido implementar con éxito gracias a una oferta de LiSEC.

El presupuesto de inversión siempre ha sido un factor crítico para las decisiones empresariales en Crystal Safety Glass. Por lo tanto, la dirección decidió resolver los problemas uno a uno.

 En 2014 compraron una línea de corte automática LiSEC y un sistema de grúa PKL. Antes de esta inversión, los empleados de Crystal Safety Glass realizaban ambos procesos manualmente. Tras el montaje de las máquinas, los procesos de corte y carga se simplificaron y aceleraron considerablemente. El total de la rotura de vidrio durante la descarga se redujo a casi cero. Al mismo tiempo, también se mejoró el entorno de trabajo. Antes de instalar el sistema de carga LiSEC, se producían hasta cinco accidentes de trabajo por trimestre, mientras que en la actualidad prácticamente no se dan incidentes de este tipo.
 
"El software garantiza un manejo simple, de modo que no se pueden producir errores durante la selección del vidrio y las dimensiones de corte. El software de optimización garantiza la precisión de nuestra producción y la alta fiabilidad de las máquinas LiSEC hace que todas nuestras operaciones sean fluidas y eficientes".

Gracias al sistema de carga altamente automatizado, Crystal Safety Glass ha podido reducir el número de trabajadores por fábrica de diez a tres, lo que ayuda a la empresa a lograr un retorno de la inversión a largo plazo. Además, la mano de obra ha pasado de contar con trabajadores poco cualificados a trabajadores más cualificados.

 "La industria del vidrio en Malasia está cambiando muy rápidamente. El mercado es muy exigente: El cumplimiento de los plazos de entrega, la calidad, la fiabilidad y la competitividad en términos de costes son los factores clave para el éxito. Con las tecnologías LiSEC aseguramos la satisfacción de nuestros clientes en todo momento. Estamos continuamente buscando formas innovadoras de mejorar nuestros procesos y eficiencia mediante el uso de maquinaria y automatización. Esto nos permite reducir la dependencia de la mano de obra y minimizar los errores humanos durante el manejo. Trabajar con LiSEC nos proporcionó una solución innovadora para aumentar con éxito nuestro valor comercial en la industria del procesamiento de vidrio ".

Publicado el 11 de Abril de 2019
Indíquenos el motivo de su consulta:
Si no es usuario regístrese aquí para recibir más información sobre esta empresa rellenando el siguiente formulario: