Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.

Al navegar o utilizar nuestros servicios acepta el uso que hacemos de las cookies. Para más información consulte nuestro Aviso legal .

ACEPTAR

CORTIZO en la primera edificación de Galicia con certificación Passivhaus

Se trata de una vivienda unifamiliar en Santiago de Compostela, proyectada por María Carmen Ríos y Alce Arquitectura, en la que se han instalado ventanas de aluminio de altas prestaciones de su serie COR 80 Industrial.

Casa Alush se acaba de convertir en la primera edificación de Galicia con certificación Passivhaus. Esta vivienda unifamiliar, ubicada en Santiago de Compostela, proyectada y dirigida por la arquitecta María Carmen Ríos y el arquitecto técnico y consultor passivhaus Gustavo Ríos Sánchez (Alce Arquitectura Tecnica), ha sido diseñada bajo los estándares de construcción pasiva con el fin de ofrecer el máximo confort a sus habitantes, reduciendo al máximo el consumo energético del hogar.

La Casa Alush cuenta con una superficie habitable de 282 m² distribuidos en dos plantas. Constructivamente se compone de estructura de hormigón armado con forjado sanitario, muros de fachada en termoarcilla de 24 cm, cubierta plana invertida y fachada transventilada de piedra granítica de 3 cm. Su orientación sureste, con ligera pendiente hacia el sur, favorece las ganancias solares, aspecto que repercutirá de forma importante en la eficiencia energética de la vivienda.
Gustavo Ríos ha incidido además en cinco aspectos muy importantes a la hora de obtener esta certificación: gran aislamiento térmico, estanqueidad de la envolvente con un rigurosos control de las filtraciones de aire, ausencia o minimización de puentes térmicos, ventilación mecánica con recuperador de calor de alto rendimiento y ventanas de altas prestaciones.De este modo, se han logrado unos resultados energéticos que superan ampliamente las exigencias del Instituto Passivhaus: demanda calefacción (10 kwh/m²a), carga de calefacción (7 w/m²a), demanda de energía primaria no renovable (85 kwh/m²a), nivel de estanqueidad-test blowerdoor(n50 = 0.5 ren/h).

El departamento de arquitectura e ingeniería de CORTIZO ha colaborado estrechamente con la proyectista y la dirección facultativa, prestando la asistencia técnica necesaria tanto en la fase de desarrollo como en la de ejecución de la obra. Ambas partes trabajaron conjuntamente para dotar a la vivienda de carpinterías con excelente rendimiento térmico y acústico, asegurando al mismo tiempo una excelente puesta en obra que optimizase al máximo sus prestaciones.

Finalmente, se optó por ventanas de la serie COR 80 Industrial, un sistema abisagrado de Canal Europeo con 80 mm de profundidad de marco que permite alcanzar los mayores niveles de eficiencia energética, estanqueidad y protección frente al ruido. Ofrece un índice de transmitancia Uw desde solo 0,8 W/m²K favorecido por una rotura de puente térmico con poliamidas tubulares de 45 mm y la incorporación de perfiles de poliolefina reticulada tanto en el galce de vidrio como en el interior de marco y hoja. En cuanto al acristalamiento se optó por una composición de doble vidrio bajo emisivo con cámara de argón y perfil intercalario de baja conductividad.

Estas prestaciones se ven reforzadas por los óptimos resultados alcanzados en los bancos de ensayo AEV: Clase 4 en permeabilidad al aire, Clase E1950 en estanqueidad al agua y Clase C5 en resistencia al viento. De esta manera, las ventanas COR 80 INDUSTRIAL de CORTIZO contribuyen de forma notable a la disminución del consumo energético de la vivienda, facilitando al mismo tiempo el máximo confort de quienes la habitan.

ALUMINIO - SISTEMAS DE CARPINTERÍA DE ALUMINIO
Publicado el 14 de Septiembre de 2018