Inicio > España > K•LINE inaugura su nueva planta de fabricación de ventanas en Lyon (Francia)

K•LINE inaugura su nueva planta de fabricación de ventanas en Lyon (Francia)

Una nueva instalación industrial de K•LINE (Grupo Liébot), dedicada a la fabricación de ventanas/puertas practicables y correderas, fue inaugurada el pasado jueves 24 de mayo de 2018, iniciando la producción después de dos años de obras.

K•LINE planta de fabricación de ventanas

Impulsados por su crecimiento, K•LINE tenía la imperiosa necesidad de completar su planta de producción y así poder acercarse a las áreas con gran potencial de crecimiento del este de Francia, a la vez de racionalizar sus flujos industriales y logísticos. Para responder a esta necesidad, el grupo eligió la región de Rhône-Alpes, donde estableció la planta más grande del grupo con 48.500 m2 que combinan planta de producción y oficinas.

En 2019 el grupo incrementará un 25% su producción
Según palabras de Bruno Léger, Director general de la compañía "Esta nueva planta representa un paso clave en el desarrollo de K•LINE. Esta es la primera implantación situada fuera del Departamento francés de Vendée -a parte de la factoría de Parets del Vallés en España-, y completa la infraestructura de producción actual que permitirá alcanzar en 2019 un 25% de producción adicional. Al contar con una gran reserva de terreno, la planta se podría ampliar en los próximos años con un segundo edificio, ofreciendo todavía más capacidad y flexibilidad", concluye Bruno Léger.

Bruno Léger, gerente general de K•INE, frente a la nueva planta, que cuenta con una capacidad de producción de 2.500 ventanas por semana, lo que eleva la capacidad total de K•LINE a 12.500 ventanas semanales.
Recuadro: Dominique Papin, Director Industrial

600 invitados, con clientes, proveedores y empleados del grupo, se dieron cita el día de la inauguración

Una necesidad de capacidad de producción adicional
El proyecto data de 2013, fecha en que la empresa se planteó la posibilidad de crear una nueva planta de producción de ventanas para aumentar su capacidad de producción y acercarse a las zonas con alto potencial de crecimiento en Francia, y racionalizar sus flujos industriales y logísticos. Después de una fase de análisis, la zona rhonalpina pareció ser la más complementaria a la de Vendée, que alberga las otras factorías en Francia. Esta zona también ofrece una densa infraestructura logística con aeropuerto, autopistas y estaciones de tren, que favorece la racionalización de los flujos, la reducción de emisiones de CO2 relacionadas con el transporte y la eficiencia de los equipos.

En verano de 2014, K•LINE procedió a la reserva de 134.000 m2 de terreno en el Parque Industrial Plaine de l'Ain, en Saint-Vulbas (Francia) para la construcción de la nueva planta en el lugar, tras lo cual inició la fase de obtención de todos los permisos y licencias de construcción. Las obras y la instalación de la infraestructura industrial duró dos años y finalizó a principios del presente año (2018).

Izquierda: Protecciones de barras lacadas por un robot Scotcher. Derecha: Lacado de 300 perfiles por hora

Una planta de producción energéticamente eficiente, con lacado integrado
Con una superficie de 48.500 m2, la planta de producción de Saint-Vulbas representa una inversión total de 70 millones de euros, incluidos edificios y equipamientos. Se ha prestado especial atención a la reducción de la huella energética. El estacionamiento del personal está equipado con unos 7.000 m2 de pantallas fotovoltaicas que, además de proporcionar sombra a los vehículos de los empleados, generan el equivalente al 50% de las necesidades energéticas de la planta.

En cuanto a la infraestructura propia de fabricación, la planta está equipada con tres almacenes automáticos, tres cortadoras automatizadas, seis centros de mecanizado y, novedad en las fábricas K•LINE, una cadena de lacado integrada en el proceso de fabricación, compuesta por dos cabinas de pintura en polvo y un horno para hornear a 200°, que ofrece un tratamiento de superficie sin cromo, con certificación Qualicoat y Qualimarine. Permite el procesamiento diario de todos los colores propuestos por K•LINE para sus carpinterías (colores estándar y no estándar), y dispone de una capacidad de producción de 300 perfiles lacados por hora. Para esta nueva actividad, K•LINE ha incrementado su personal, incorporando una docena de nuevos puestos específicos.

Para 2020, trescientas personas contratadas
A día de hoy, la nueva planta de K•LINE tiene una capacidad de producción de 2.500 ventanas por semana, lo que eleva la capacidad total de K•LINE a 12.500 ventanas semanales, incluidas las plantas de Herbiers y Parets del Vallés. Para garantizar el buen funcionamiento de la nueva planta, se estableció un ambicioso plan de reclutamiento de personal con 150 personas contratadas en menos de 18 meses, cifra que debería llegar a las 300 personas para 2020.

Izquierda: Almacén automatizado de perfiles. Derecha: Recreación del hogar conectado, de 180 m2 presentando las soluciones K•LINE Smart Home.

Centro de Formación y Show-room
Una ventana de alto rendimiento es una ventana perfectamente presentada por un profesional competente y entrenado. Desde siempre, K•LINE viene apostando por contar con una red dinámica de instaladores, un tejido artesanal cercano al consumidor final. Esta particularidad de K•LINE es la base para mantener el negocio y desarrollar un arraigado know-how. En el nuevo espacio de Saint-Vulbas, K•LINE ha repetido el modelo de su Centro de Formación de Les Herbiers, creando un espacio de 300 m2 para acoger semanalmente a los instaladores de la marca para que perfeccionen sus técnicas de instalación y también conozcan los nuevos soportes de K•LINE, las novedades y sus características, a la vez que puedan seguir la evolución de las normativas regulatorias.

El nuevo Centro de Formación se complementa con un show-room de 180 m2 que permitirá a los profesionales de la región descubrir la gama de ventanas y puertas de K•LINE, incluidos los últimos modelos.

Recreación de una casa equipada con carpintería conectada
En el nuevo show-room también se recrea una casa equipada con carpintería conectada K•LINE, para sumergir a los visitantes en el universo K•LINE Smart Home, con ventanas y puertas K•LINE conectadas, detector de bloqueo, cámara perimetral K•LINE, todo ello controlado mediante la aplicación K•LINE Smart Home.

Empresa / Fuente: K - LINE
Sección relacionada: SISTEMAS DE CARPINTERÍA DE ALUMINIO
Fecha de publicación: 06/06/2018
Quiere exportar

¡CSS Válido!


HOME | ESPAÑA | AMERICA LATINA | PORTUGAL | QUIENES SOMOS | MAPA WEB | AVISO LEGAL