Inicio > España > Keraglass marca el camino con el horno de templado Vision 800

Keraglass marca el camino con el horno de templado Vision 800

Keraglass ha sumninistrado e instalado un horno de templado Vision 800 super Jumbo de última generación en la empresa transformadora Vetrodomus de Brescia (Italia), un ejemplo de versatilidad y calidad orientada a la innovación que representa los valores de la firma.

horno de templado Tal y como explica el Consejero Delegado de Keraglass, Stefano Spezzani: “Vision 800 ha sido diseñado para satisfacer las exigencias de aquellos clientes que pretenden un alto estándar cualitativo del producto templado, sin omitir ni siquiera el más mínimo detalle. El resultado es el fruto de una larga experiencia en la búsqueda y solución de problemas específicos de este sector y describe el espíritu que anima nuestro trabajo mejor que cualquier perfil de compañía”.

De hecho, esta instalación de templado recoge en sí misma las características que distinguen la filosofía de la empresa y su enfoque hacia el mercado: diálogo, análisis, estudio, diseño, pasión, fantasía y coraje. El coraje necesario para emprender caminos nuevos y teóricamente impracticables. Al final de los cuales, sin embargo, se puede llegar a un resultado como Vision 800. Una instalación capaz de templar vidrios LOW-E de considerables dimensiones (hasta 3.350 x 9.000 mm) hasta una emisividad e = 0.01.

Estas prestaciones se han hecho posibles gracias a un sistema de convección innovador y sumamente eficaz, dispuesto encima y debajo del plano de rodillos, que produce un insuflado de aire precalentado a 700° C a través de una red de tubos de acero que se extienden en sentido longitudinal. Todo ello completamente regulable en función de las características de cada tipo de vidrio.

De hecho, el proceso es seguido a través de un futurista sistema de control denominado “Supervision Intelligent”, activado mediante un monitor con pantalla táctil de gran tamaño. Spezzani lo ilustra así: «Supervision Intelligent representa una interfaz totalmente nueva, que simplifica el trabajo del operador. Es conocido que los vidrios Low-E de última generación necesitan un calentamiento especial. Durante la fase de calentamiento, el software modifica los parámetros de temperatura, potencia y PID según una lógica específica, con el fin de limitar la deformación del vidrio en el interior del horno. Gracias a un sistema interno de visión, el operador puede monitorizar constantemente el comportamiento del vidrio. Por consiguiente, ayuda al operador a la hora de crear la receta con los parámetros adecuados y lo acompaña con un sistema de diagnóstico para localizar y resolver anomalías, si las hubiere».



TEMPLADO INDIVIDUALIZADO
A una fase de calentamiento calibrada ad hoc sobre las recetas del vidrio en elaboración, sigue un proceso de templado igualmente individualizado, basado en un sistema mediante paso y constituido por sopladores con movimiento independiente que dosifican la velocidad de ventilación en función del espesor a tratar.

Esta modulación mecánica del proceso de soplado minimiza el impacto del aire sobre el vidrio, eliminando el problema de la iridiscencia (llamado más comúnmente “manchas de leopardo”). Durante estos pasos, juega también un papel determinante la ingenierización del sistema de motorización que, con sus conexiones mediante correa dentada, asegura a los rodillos un movimiento continuo y sin tirones. Todos los pasos de proceso que involucran a la mecánica del horno son monitorizables gracias a un innovador sistema de iluminación LED que brinda un constante y sugestivo inside-look del procedimiento.

Por último pero no menos importante, el horno Vision 800, siempre a través del control “Supervision Intelligent”, es capaz de analizar la energía requerida en tiempo real, indicando el coste efectivo del templado por carga y por lotes de producción, teniendo en cuenta los periodos de inactividad. Y teniendo en cuenta también el extraordinario poder aislante de los paneles que recubren las paredes, el techo y el crisol, ensayados para temperaturas de hasta 1.250°.

Vision 800 garantiza toda la solidez mecánica que se puede pedir a un vidrio templado, manteniendo inalterada la calidad visual del vidrio original. En otras palabras: el templado perfecto.

Empresa / Fuente: KERAGLASS
Sección relacionada: Hornos de templado
Fecha de publicación: 10/11/2016
Quiere exportar

¡CSS Válido!


HOME | ESPAÑA | AMERICA LATINA | PORTUGAL | QUIENES SOMOS | MAPA WEB | AVISO LEGAL