Inicio > España > Cricursa instala un centro CNC a control numérico para transformar vidrios de 12 metros

Cricursa instala un centro CNC a control numérico para transformar vidrios de 12 metros

Las nuevas necesidades de la arquitectura han impulsado a Cricursa a adquirir nuevos equipos que le permitan fabricar vidrios de grandes dimensiones de forma totalmente automatizada. Actualmente ya tiene en funcionamiento un almacén de carga de hojas de 12 metros y una mesa de corte automático de 12 metros, a los que se añade ahora un centro de trabajo CNC fabricado especialmente por Intermac, por medio del cual la compañía ofrece a la arquitectura vidrios de formas complejas y dimensiones de hasta 12 metros procesados sin necesidad de manipulación manual.

vidrios de 12 metros
“La capacidad productiva de Cricursa con este nuevo centro CNC será muy alta, ya que la traslación de los vidrios es completamente automática sobre rodillos que evitan la manipulación, de forma que es posible trabajar con vidrios Low-E” (Romolo Sansone, de Intermac)

Cricursa ha sido desde sus principios una empresa orientada a la fabricación de vidrios curvados y al mismo tiempo pionera en productos especiales, de hecho fue una de las primeras firmas transformadoras en fabricar vidrios laminados, blindados y otros. Por otra parte, Cricursa ha conservado a lo largo de su evolución un componente artesanal, siendo en palabras de Ferran Figuerola, uno de sus dos gerentes en la actualidad “los más industriales de los artesanos o los más artesanos de los industriales”.

Figuerola
y su socio Alex Sasplugas son nietos respectivamente de los dos fundadores de la compañía, Fernando Figuerola Tutusaus y Alejandro Sasplugas Moré, quienes en 1928 fundaron Cricursa como empresa curvadora de vidrio. Desde entonces, la filosofía de la compañía se resume perfectamente en estas palabras de Ferran Figuerola: “Todo aquello que se puede hacer en vidrio plano, procurar que se pueda hacer también en vidrio curvado”.
Una reflexión que entronca con el más celebre arquitecto catalán, Gaudí, prosigue Figuerola: “Si analizamos la naturaleza, muy difícilmente encontramos líneas rectas, por ello en las obras de Gaudí y su manera orgánica de entender la arquitectura predominan más las líneas curvas que las rectas, y si hay algún vidrio lo más normal es que sea curvo, y ahí es donde entramos nosotros”.

La evolución de la empresa es también un reflejo del devenir de la arquitectura en las últimas décadas, ofreciendo respuestas a desafíos cada vez mayores. “Cuando algo no se ha hecho nunca antes”, dice Figuerola, “y hay un arquitecto que quiere hacerlo necesita preguntar si hay cosas que son posibles o no, es un diálogo que existe entre la industria y la arquitectura que hace que se puedan seguir haciendo edificios en los que el vidrio es un elemento distintivo y que también hace evolucionar nuestra empresa”.

COLABORACIÓN CON INTERMAC

El origen de la reciente colaboración con Intermac, que empezó a finales de 2014 y culminó con la instalación del centro de trabajo CNC a 5 ejes totalmente automatizado en agosto de 2015 está en la creciente demanda por parte de la arquitectura de vidrios de grandes dimensiones y formas complejas, una realidad que una empresa con mentalidad global como Cricursa no podía ignorar.



Ferran Figuerola es explícito al respecto: “Sólo hay un mercado en el que actuamos, que es el mundial, hemos dejado de trabajar en países y hemos empezado a trabajar en el mundo”. En este sentido, continúa Figuerola, “hace un tiempo que vimos que las grandes dimensiones se empezaban a ver en el mercado, pero únicamente con vidrios planos, y de ahí que nosotros pensamos que teníamos que hacer este movimiento, poder laminar, curvar, cortar y procesar vidrios de grandes dimensiones, y ahí es donde entró Intermac”.

El centro de trabajo CNC fabricado e instalado por Intermac es un Master 55 en el que se añadido por primera vez el movimiento totalmente automatizado de los vidrios sobre rodillos que hacen innecesaria la manipulación por parte del operario.
En palabras de Romolo Sansone, Director Comercial de Intermac para España, Portugal y Marruecos, “la capacidad productiva de Cricursa con este nuevo centro CNC será muy alta, ya que la traslación de los vidrios es completamente automática sobre rodillos que evitan la manipulación, de forma que es posible trabajar con vidrios Low-E”.
Sansone añade que este centro es uno de los más grandes fabricados por la firma: “La máquina más grande fabricada por Intermac está en Asia y es de 18 metros”.

El sistema proporciona a Cricursa una solución de altas prestaciones para el canteado, pulido y taladro de vidrios de formas complejas y grandes dimensiones, hasta 12 metros y con posibilidad de trabajar con vidrios Low-E, lo que supone un indudable salto cualitativo para la capacidad productiva de la compañía.

Ferran Figuerola remarca la óptima colaboración con Intermac: “La decisión fue muy correcta, Intermac se volcó en el proyecto a todos los niveles, cumpliendo con todas las exigencias no sólo de calidad sino también de plazos, que era un requisito muy importante para este proyecto”.

Empresa / Fuente: CRICURSA - CRISTALES CURVADOS
Sección relacionada: FABRICANTES DE VIDRIOS ESPECIALES
Fecha de publicación: 08/09/2016
Quiere exportar

¡CSS Válido!


HOME | ESPAÑA | AMERICA LATINA | PORTUGAL | QUIENES SOMOS | MAPA WEB | AVISO LEGAL