Inicio > España > Centro de trabajo ALBZ-100 de BJM, mecanizado más rentable para ventanas y fachadas

Centro de trabajo ALBZ-100 de BJM, mecanizado más rentable para ventanas y fachadas

El mercado de las ventanas y las fachadas en España, siempre dependiente del sector de la construcción, está actualmente marcado por una fuerte caída en su volumen de producción, una situación que obliga a las empresas a mejorar su rentabilidad con soluciones como en centro de trabajo ALBZ-100 de BJM.

Centro de trabajo ALBZ-100 de BJM, mecanizado más rentable para ventanas y fachadas
Centro de trabajo ALBZ-100 de BJM, mecanizado más rentable para ventanas y fachadas
Dos ejemplos de la flexibilidad de las contraformas autoadaptables.
Centro de trabajo ALBZ-100 de BJM, mecanizado más rentable para ventanas y fachadas

Antes de la crisis se construían unas 800.000 viviendas cada año, una cifra que descendió hasta 180.000 en 2010, lo que ha tenido un fuerte impacto en el sector de los fabricantes de ventanas y fachadas, que, por una parte, se enfrentan a una bajada del volumen productivo y de los precios del producto final y, por otra, a un incremento de los precios de materias primas como el aluminio y el PVC y a mayores costes energéticos.

Más aún, la globalización interviene con la entrada de empresas de la Europa del Este en el apartado de las fachadas, hasta hace poco dominado por las compañías españolas.
El sector de las ventanas en España está muy atomizado, con unas 18.000 empresas fabricantes de ventanas y puertas de aluminio, unas 1.000 de PVC y 4.000 de madera. Muchas de ellas son empresas familiares de pequeñas dimensiones, que tienen problemas para enfrentarse a los nuevos retos en costes y competitividad. Igualmente, las grandes empresas tendrán que evolucionar en el futuro debido a sus altos costes laborales en comparación con otros países.

Una solución a esta reducción de costes es la automatización. La empresa alemana BJM Maschinenbau, representada en España por Maquinaria Felipe, se especializa en centros de mecanizado para aluminio y PVC.
Su referencia de más éxito es el centro de mecanizado de perfiles de aluminio ALBZ- 100, con más de 20 unidades vendidas en España hasta la fecha y con capacidad para producir hasta 60 puertas ó 90 ventanas cada 8 horas y con un solo operario.
Una particularidad de este equipo está en sus contraformas autoadaptables, que se adaptan a cualquier tipo de perfilería. Cada vez que se cambia el perfil, el sistema de control de la máquina mueve automáticamente las contraformas autoadaptables hacia la posición adecuada, lo que representa un avance en flexibilidad y comodidad y es especialmente interesante de cara al mercado español, en el que se utilizan cientos de perfiles diferentes.
El sistema incorpora sistemas de sujeción especiales que reducen a cero el riesgo de ralladas y otros defectos en los perfiles de aluminio. Está equipado con 12 ejes para una mayor velocidad de ejecución y se mueve en X, Y y Z, lo que también reduce el peligro de defectos debido a que no se utilizan los tradicionales rodillos que pueden dañar la superficie de los perfiles.
La sierra de corte se inclina en +/-30º y puede moverse por medio de un sistema neumático o por un servoeje.
Una de las prestaciones opcionales de este equipo es que puede incorporar un sistema automático de medición de retales que reduce considerablemente costes y tiempo de trabajo en la producción del día a día.

Si ALBZ-100 es un centro universal para ventanas, puertas y fachadas de aluminio, en el apartado de ventanas y puertas de PVC la firma cuenta con centros de alta capacidad que permiten una producción de entre 80 y 300 ventanas por ciclo, de estructura modular y con múltiples combinaciones posibles.
La base es una pinza de carga de alta velocidad con un motor lineal que alcanza una velocidad de 5 m/seg. y un módulo de mecanizado de 3 ó 6 ejes en función de la producción que se requiera. El corte se realiza con una sierra con ángulos de hasta +/-30º o bien una sierra de 3 discos de alta velocidad. Una de las opciones más habituales es la de una estación de mecanizado 3 ejes multi-uso con cambio de herramientas automático y 8 plazas de herramientas.
Las piezas son transportadas por un transportador transversal con función pulmón que aporta mayor rapidez y flexibilidad sin ocupar más espacio. También el grabado de las marcas y logotipos por láser se realiza de manera automatizada y en tan sólo 2 segundos.
El siguiente paso es insertar los refuerzos de acero en los perfiles de PVC, una tarea que puede hacerse de forma manual o automática en función de las necesidades y que en algunos casos puede llegar a una velocidad 10 segundos por pieza.
Todas las operaciones de taladro se realizan mediante un módulo de 2 ó 3 ejes con www.maquinariafelipe.com cabezales múltiples para mejorar la rapidez, especialmente en el caso de bisagras para puertas.
Otra reducción de costes se produce con la aplicación automática de los cerraderos y el atornillado de los mismos. Las piezas acabadas pueden almacenarse en vagones de hasta 160 compartimentos también gestionados de forma manual o automática. Los sistemas de control inteligente aseguran que cada paso del proceso está monitorizado garantizando la calidad del producto final.
Toda la línea es controlada por una sola persona, que solamente ha de cargar los perfiles de PVC y las piezas de acero.

Empresa / Fuente: BJM GMBH
Sección relacionada: MAQUINARIA PARA CARPINTERIA
Fecha de publicación: 22/11/2011
Quiere exportar

¡CSS Válido!


HOME | ESPAÑA | AMERICA LATINA | PORTUGAL | QUIENES SOMOS | MAPA WEB | AVISO LEGAL